Spotify sigue sin ser rentable: casi duplica ingresos pero pierde más dinero que nunca

Ingresaron más de 1.950 millones de euros en 2015 pero, a pesar de esta espectacular cifra, la compañía tiene pérdidas netas: durante ese mismo periodo, 173 millones de euros. ¿Dónde se puede dar un caso tan peculiar? En el mundo del streaming de música, dónde si no. La empresa de la que hablamos, como muchos supondréis, es Spotify.

No se puede decir que sea una sorpresa: tal cual y como analizamos hace un tiempo y como se desprende de los resultados de años anteriores, que reflejamos en la gráfica que os dejamos a continuación, Spotify es una máquina de hacer dinero… pero también de perderlo. A pesar de haber casi duplicado sus ingresos e incrementado considerablemente sus usuarios de pago, el servicio sigue sin ser rentable.

¿Qué “se come” la barra verde (ingresos brutos) hasta que se queda en la barra roja (pérdidas netas)? En su mayor parte, los royalties. En 2015, el pago a los artistas y sus discográficas superó el 85% de los gastos de Spotify, subiendo hasta los 1630 millones de euros. ¿Y el 15 restante? Parte de esta cantidad la gastaron en mejoras en la plataforma, con la introducción de funcionalidades como el Discover Weekly.

Interesante también el de dónde proceden dichos ingresos. La mayoría, 1.780 millones de euros, de las propias suscripciones de pago de los usuarios. Sin embargo, el modelo freemium de uso gratuito a cambio de escuchar publicidad se consolida: los beneficios a través de este método se han duplicado respecto el año pasado, hasta alcanzar los 196 millones de euros.

No todo es negativo para Spotify

A pesar de todo, no todo son malas noticias para Spotify. Por un lado, y aunque llegó un competidor fuerte como Apple Music, las suscripciones de pago se incrementaron hasta superar los 28 millones de clientes en 2015 (30 millones ya en marzo). En mayo de 2014, esta cifra era tan sólo de 10 millones. Por otro, los ingresos se han duplicado casi respecto del año pasado (de 1080 millones a 1950 millones), pero no así las pérdidas que, si bien han crecido, no lo han hecho de forma proporcional (de 162 millones a 173 millones).

¿Llegarán algún día a presentar beneficios? Ésa es la pregunta que muchos parecen hacerse, y por ahora parece que van a tenerlo difícil a corto plazo. Daniel Ek, fundador de Spotify, se muestra esperanzado de todas formas: cree que la clave está en seguir creciendo hasta el punto en el que, por escala, sus “márgenes mejorarán”. Habrá que verlo.

Origen: Spotify sigue sin ser rentable: casi duplica ingresos pero pierde más dinero que nunca

Anuncios

Spotify acaba con la piratería… pero también con la venta de música

La Unión Europea publica un informe en el que se muestra que Spotify ayuda a reducir las descargas ilegales de canciones pero también la venta de música

Spotify acaba con la piratería… pero también con la venta de música

Promusicae aúna en una sola lista las canciones más exitosas en España

El dj francés de música electrónica David Guetta lidera la que es la primera lista unificada de canciones más populares en España, en la que aparecen las descargas y compras físicas y las escuchas en “streaming”, es decir, sin adquisición del archivo musical, según informa hoy en una nota Promusicae.

La asociación de Productores de Música de España elabora así una nueva clasificación semanal, que distribuirá todos los jueves, y en la que integrará ambas modalidades de consumo y que pasará de 50 a 100 referencias para reunir “una información más completa sobre el panorama musical español”.

Para poder equiparar los dos modos de uso, la IFPI (Federación Internacional de la Industria Discográfica) ha establecido un criterio de conversión, que aplicado en España da como resultado que cada 250 escuchas en “streaming” equivaldrían a una descarga legal.

Las escuchas “online” suponen cerca del 70% de los ingresos digitales para los productores discográficos españoles, según Promusicae, la entidad que engloba a los principales productores españoles, por lo que esta lista supondrá un conocimiento más global de las preferencias de consumidores musicales españoles.

La lista, publicada por Promusicae y Agedi, está encabezada esta semana por David Guetta y su éxito “Dangerous”, en la que comparte protagonismo con la voz invitada de Sam Martin, seguida por “Bailando” de Enrique Iglesias.

vía Promusicae aúna en una sola lista las canciones más exitosas en España.

10 predicciones de Forbes sobre el futuro de la industria musical en 2015 | VOS

Por medio de su sitio web oficial, la revista Forbes publicó una serie de predicciones sobre el futuro de la industria musical. Las mismas son resultado de los pronósticos de su colaborador Bobby Owsinski, y algunas de ellas parecen echar luz a algunos de los acontecimientos que pueden sucederse.

1. Apple y su reproductor en línea. Más que predicción, esto es casi un hecho: la compañía de la manzanita usará la plataforma Beats Music tras comprar Beats Electronics, un portal de no mucha reputación que puede llegar a convertirse en digno competidor de Spotify con la ayuda de Apple.

2. Apuntar a la resolución alta. Los servicios de streaming buscarán garantizar calidad de excelencia para los usuarios.

3. Consumidores en aumento. Aunque esto parece un poco obvio, Forbes asegura que cada vez serán más las personas suscritas a páginas en las que puedan escuchar música de manera ilimitada.

4. Descargas en descenso. Las suscripciones lograrán que se escuche más música en línea y que las descargas mermen notablemente.

5. La vuelta del vinilo. Para aquellos amantes de la música y coleccionistas, la opción de tener álbumes en vinilos será cada vez más elegida.

6. Artistas van por más regalías. Aquellos músicos que renegaban por sus contratos, buscarán conseguir que se les abone más por las veces que sus canciones se reproduzcan de manera digital.

7. Pagar o resistir. Con la salida del servicio Music Key, Google convencerá a sus usuarios de pagar las versiones Premium, ya que odiarán las gratuitas.

8. Peligran los streaming actuales. Apple y Google se fortalecerán y amenazarán de manera directa a Spotify, el servicio que más dinero reparte actualmente a los artistas de su catálogo.

9. La venta tradicional no muere. Los CD se han vuelto artículos de colección, por lo que fanáticos y melómanos no modificarán su conducta consumista.

10. Cambia la tendencia. Se prevé la aparición de un nuevo gran movimiento musical que destierre al ya instalado pop y a la reina de la noche, la música electrónica.

vía 10 predicciones de Forbes sobre el futuro de la industria musical en 2015 | VOS.

5 Consejos básicos de seguridad de ESET España para disfrutar de música online | Noticias 2D

5 Consejos básicos de seguridad de ESET España para disfrutar de música online | Noticias 2D.

Más cifras dadas a conocer para mostrar los pagos de streaming de música frente a descargas

Más cifras dadas a conocer para mostrar los pagos de la música por la corriente frente a descargas24 de febrero 2014 por Stuart DragadoGráfico:

El Trichordist Los últimos meses han visto una mayor transparencia en torno a los pagos del servicio de streaming de música, incluida la publicación de Spotify por primera vez de sus pagos promedio.

Los últimos días han visto algunas cifras actualizadas del sector independiente demasiado: un conjunto de pagos por la corriente de un sello independiente sin nombre publicado por The Trichordist , y las últimas cifras de ventas y de streaming de Zoë Keating artista .

Como siempre, las cifras se esgrimieron para apoyar varias vistas diferentes de lo bien que el streaming está dando sus frutos para los sellos y artistas. La primera Trichordist, cuyas estadísticas se basan en el catálogo del sello anónima de 1.500 canciones a través de 2012 y 2013, con tasas por corriente calculados antes de gastos de distribución, y en comparación con un pago promedio de $ 0.70 por descarga venta. El gráfico abarca desde Amazon Cloud $ 0.00012 po

r flujo, es decir, 5.862 corrientes equivalen a las ganancias de una sola descarga para Nokia 0,07411 dólares – nueve corrientes equivalen a una descarga de la canción con Spotify, Rdio y Deezer hacia el extremo inferior 134, 101 y 93 arroyos por descarga respectivamente y Google Play y la música de Xbox en la parte superior 15 y 22 respectivamente.

Cifras de Keating cubren 2013 solamente, como ella hizo $ 75.3k de las ventas de su música a través de iTunes, Bandcamp y Amazonas, y $ 6.4k de los arroyos – este último incluyendo $ 1,764.18 de 403.035 arroyos de Spotify tan 0,0044 dólares por flujo – o 160 secuencias utilizando la fórmula del Trichordist , que suena bastante bien ya que las cifras de Keating será después de su distribuidor ha tomado su corte.Keating hizo $ 1,247.92 de 1.943.263 juegos de YouTube, así 0,00064 por flujo – 1.090 arroyos igualando una descarga tradicional, aunque se señala que casi todos estos puntos de vista son los vídeos de terceros y no todos son monetizados.

¿Qué significa todo esto?

Las cifras Trichordist son útiles, pero las comparaciones por la corriente entre los distintos servicios no muestran su verdadero valor a la etiqueta: por ejemplo, si la etiqueta tiene 1m arroyos en 0,00754 dólares por juego de Deezer frente 10k corrientes a $ 0,07411 por jugada de Nokia, el antiguo servicio sería más valioso a pesar de su menor tasa por la corriente.

Keating, por su parte, es un buen caso de estudio de un artista persuadir a los fans a comprar su música y no sólo lo que obligó mientras que su último disco no está en Spotify, que se puede transmitir en su totalidad desde su página de Bandcamp. En ambos casos, los datos en bruto es valiosa como parte de una visión más amplia en torno a la economía de la música en streaming.

BuscaBolos vía Más cifras dadas a conocer para mostrar los pagos de streaming de música frente a descargas.

El modelo de crecimiento de Spotify empieza a ser insostenible

El servicio de streaming de música de música más conocido en la Red continúa con sus problemas para alcanzar la rentabilidad. A pesar de que los ingresos de Spotify han aumentado en último año un 130%, sus pérdidas también ha crecido de forma considerable.

¿Es Spotify un servicio rentable? Cada vez son más los que se preguntan esta cuestión, más si tenemos en cuenta los últimos datos publicado por PrivCo en un informe que pone de relieve los 200 millones de dólares en pérdidas que acumula la plataforma nacida en Suecia.

Esto sucede a pesar de que en 2012 ingresó más de 434 millones de dólares, una cifra notablemente superior a la del año anterior, 187 millones. Aunque son cada vez más los ingresos que recibe a través de lo que pagan los usuarios y los anunciantes por sus servicios, parece difícilmente sostenible con este ritmo de ingresos y pérdidas.

En el informe también se analiza a otra plataforma similar como Pandora. Al igual que Spotify, cuenta con importantes pérdidas aunque cuenta con otro modelo de negocio. En el servicio sueco el 85% de los ingresos llega de las suscripciones de sus más de 6 millones de usuarios a su tarifa plana y el 15% restante de los anunciantes. Con Pandora sucede justo lo contrario, con un 88% de ingresos por publicidad y solo un 12% por suscripciones. Sin embargo, en ambos casos el resultado es paralelo y deja en el aire hasta qué punto son rentables sus servicios.

Críticas de los artistas a Spotify

La noticia se conoce días después de las últimas críticas de un artista a Spotify. Hablamos de Le Parody, cantante granadina que calificó al servicio como “un timo” por los escasos ingresos que le genera tras haber puesto su música a disposición del público en esta plataforma. Su canción más escuchada, con 3.600 reproducciones, apenas le sirvió para ganar 26 dólares, una cifra muy baja si además tenemos en cuenta que los artistas tienen que pagar para subir sus creaciones al servicio. Meses atrás, el líder de Radiohead también atacó a la empresa de Daniel Ek por los mismos motivos.

El modelo de crecimiento de Spotify empieza a ser insostenible.

BuscaBolos Distribución Digital de Música

Artistas Suecos demandarán a discográficas por ganancias de streaming

Spotify ha sido presentado como el salvador de la industria de la música grabada en el mercado nacional de Suecia, casi sin girar año ronda de descenso y empujar al país en un importante crecimiento ( que saltó 14 % en valor el año pasado y el streaming ahora representa más del 70 % de todos los ingresos música grabada allí) . Ahora, sin embargo , los artistas están demandando al menos dos etiquetas – Universal Music y Warner Music – más de lo que les confiere obtienen de esta creciente fuente de ingresos .

Abogado Unión músicos suecos Per Herrey ha declarado que un número de músicos locales ( ninguno de los cuales está dispuesto , por ahora, a nombre) están presionando para una mayor división de las regalías de streaming y han amenazaron con retirar su música desde servicios de streaming , si su demandas no se cumplen .

En declaraciones a la Sveriges Radio, Herrey envió una advertencia a las etiquetas sobre actos posiblemente tirando de sus catálogos. ” Entonces usted puede comenzar a partir de cero y empezar a negociar a partir de ahí y luego ver dónde cae “, advirtió . ( Presupuesto base de Google Translate . )

Spotify ha sido objeto de múltiples ataques punzantes artista de la talla de Thom Yorke y David Byrne en las últimas semanas sobre sus tarifas de pago . Hasta cierto punto , ha sido por su cuenta aquí ( tratada en una metonimia de todos los servicios de streaming ) y llevar la lata para las compañías a pesar de que no se mecen en las etiquetas de lo que pagan en última instancia, a través de sus artistas. Algunos sellos independientes , en particular Beggars Group , han salido a bolsa y dijo que ellos tratan el streaming como algo similar a la radio y por lo tanto dividir los ingresos con los artistas 50/50. Los majors, en cambio, no se han abierto  públicamente y esto ha dado lugar a acusaciones de ofuscación en su contabilidad .

Curiosamente , esta acción de los artistas coincide con la recolección de la sociedad sueca STIM en el que finalmente firman un acuerdo con YouTube después de cinco años de negociaciones. The Guardian señala que los términos del acuerdo están protegidos por acuerdos de confidencialidad , pero ” si se trata de Estados Unidos de YouTube sorá cualquier cosa de pagará mucho menos que Spotify por stream ” .

Cuando se le preguntó recientemente acerca de los ataques del músico en el servicio , co -fundador Daniel Ek señaló la transformación positiva en los mercados escandinavos y sugirió que las críticas de artistas de este modelo se  habían casi evaporado. Esas palabras parecen ahora un poco prematuras. La compañía también está mirando hacia las amenazas legales de Ministry Of Sound en el Reino Unido en sus compilaciones de ser replicados por las listas de reproducción del usuario en el servicio.

Si hay algo positivo en esta acción legal en Suecia es que se espera que mueva el argumento a punto de streaming en su conjunto y no sólo lo de uno (la verdad es líder en el mercado ), servicio paga a los titulares de derechos . Mientras que Spotify es el servicio de más alto perfil , en el caso de que el streaming va a ser el futuro de la industria de la música grabada entonces todo el mundo – servicios , editoriales, sellos y artistas – es necesario que se incluyan en el debate.

vía Artistas de demandar a las etiquetas sobre las ganancias de streaming en Suecia.

 

Cómo dar de baja una suscripción a Spotify

spotify date de alta

Muchos somos los que utilizamos las versiones de pago de Spotify para escuchar música. Por lo general, se trata de una suscripción que queremos mantener de forma indefinida y se renueva automáticamente mes a mes. Por eso, en caso de que no queramos prolongar más el acceso premium a este servicio, es necesario darse de baja.

Los motivos para la baja pueden ser varios: que nos demos de alta en otro servicio similar, que sólo quisiéramos para disfrutarlo durante los meses de verano o, simplemente, que no nos convenza por cualquier motivo.

En cualquier caso, el proceso es sencillo una vez que sabes cómo llevarlo a cabo. Lo primero que tienes que hacer es abrir la dirección https://www.spotify.com/account/subscription/, es decir, nuestro perfil de usuario:

Dentro de esta página, acude al apartado “Administra tu suscripción” y pulsa en el enlace “Ver tus opciones”. En este punto, Spotify te recordará todo lo que te vas a perder si te das de baja y, en caso de que tengas la versión Unlimited (la que permite utilizar Spotify desde el móvil o tablet), te ofrecerá la posibilidad de no darte de baja, sino reducir la suscripción a la modalidad Premium, con escucha ilimitada de música, pero sólo desde el navegador o desde el PC o Mac.

Justo debajo de esta opción está un título que te pregunta si estás seguro de que quieres abandonar tu suscripción, si estás seguro de ello, haz click en el enlace “Haz click aquí para continuar a la página de cancelación”.

En este punto, Spotify te preguntará por qué no quieres seguir pagando por su servicio, elige el motivo que más se acerque al que te ha movido a darte de baja. Si la causa que vas a dar no está en la lista o, simplemente, no quieres dar explicaciones, elige “Otras razones” y rellena (o no) el texto explicativo de tus razones.

Más abajo encontrarás varios botones: en este caso, a pesar de que se trata de una cuenta Unlimited, los textos son algo confusos. Me permite pasar a la modalidad Premium y probar Unlimited (es decir, quedarme como estaba). El tercer botón es el que lleva a cancelar la suscripción.

 Tras pulsar el botón de cancelar la suscripción, accederás a una pantalla de confirmación. Pulsando el botón y confirmando tu identidad por medio de tu contraseña, darás de baja la cuenta Premium o Unlimited de Spotify. Es decir, pasarás a modo Free.

Según la LOPD, tienes derecho a cancelar los datos personales que un proveedor almacena cuando dejas de ser usuario. En caso de que te mantengas como usuario gratuito, estos datos seguirán allí (listas de reproducción, tu música favorita, etc.). Si quieres eliminar completamente tu cuenta, no parece que Spotify facilite mucho la tarea.

La única vía para eliminar una cuenta gratuita que hemos encontrado en las condiciones de uso pasa por acudir a https://www.spotify.com/es/legal/privacy-policy/#accessing, donde el proveedor te explica que a través de la herramienta de configuración puedes borrar “parte de la información” que Spotify almacena sobre ti. Para otras aclaraciones (como el proceso para darse de baja por completo), el camino es escribir por email a privacy@spotify.com.

vía Cómo dar de baja una suscripción a Spotify – tuexperto.com.

Byrne llama a la rebelión del músico contra el streaming

“Las grandes discográficas están contentas, el consumidor está contento y los dueños de estos servicios de streaming están contentos. Todo está bien, excepto que nadie ha pensado en los que todavía se dedican a hacer el relleno”. En un artículo publicado el pasado por The Guardian, el exlíder de los Talking Heads se pregunta cuál es el problema de los servicios de música en streaming para que grupos como AC/DCLed ZeppelinMetallicaPink Floyd o cantantes como Bob Dylan o Garth Brooks hayan rechazado aSpotify (el mayor servidor de música en streaming).

Él mismo también ha sacado toda la parte de su catálogo musical que está en su poder, porque la incidencia de la cultura digital se está cebando con el músico, no con la industria cultural. Denuncia el cantante que los ingresos de estos servicios para los músicos son “las sobras”. Byrne explica que el dinero de las canciones se lo han repartido entre los ellos y la empresa citada. “Spotify dio 500 millones de dólares de adelanto a los principales sellos en los EEUU por los derechos de sus catálogos”, escribe. Y añade que en este negocio los sellos también recibieron acciones, así que ahora son socios y accionistas de Spotify, por un valor de cerca de 3.000 millones de dólares. “Estos ingresos por acción no tienen por qué ser compartidos con los artistas. Parece evidente que algunas personas están haciendo un montón de dinero con este acuerdo”.

En el artículo, se pone en el lugar del aficionado a la música: “¿Por qué vas a comprar un CD o pagar por descarga cuando puedes escuchar tus álbumes y artistas favoritos gratis o por un pago mensual?”. Ante esta situación reconoce que el streaming es el futuro del consumo de música y el presente en “los países escandinavos y España donde arrancó Spotify”. Byrne toma el dato de la Federation of the Phonographic Industry (IFPI) para señalar que Spotify es la segunda mayor fuente de ingresos musicales para las marcas europeas. “Para las marcas, no para los artistas”.

Asegura que las cantidades que estos servicios pagan a los músicos por su flujo son minúsculas: los principales sellos discográficos desvían la mayoría de los ingresos por streaming y luego rentan al artista un 15-20% de lo que obtienen. Sin embargo, los sellos independientes, dice, son mucho más justos, porque comparten hasta el 50%. Byrne hace un cálculo aproximado del beneficio de los chicos de Daft Punk por Get Lucky sonando todo este verano: 13.000 dólares.

“No está mal, pero recuerda que sólo es una canción de una grabación que se hizo durante mucho tiempo y en la que se invirtió mucho dinero. Si esa fuera la principal fuente de ingresos, me temo que no van a tener para pagar sus cuentas. ¿Y qué pasa con las bandas que no tienen grandes éxitos internacionales en verano?”.

Reconoce que algunos músicos, como él, tienen otras fuentes de ingresos como los conciertos o contratos decentes con un sello discográfico. “Peroprometedores artistas emergentes no cuentan con esta ventaja, algunos no han llegado al punto en el que pueden ganarse la vida con las actuaciones en directo y sus derechos, así que ¿qué es lo que piensan de estos servicios?”. Lo que piensa Byrne de ellos es que son la versión legalizada de los sitios de intercambio de archivos Napster y Pirate Bay. “El debate sobre si los sitios piratas canibalizan las posibles ventas es interminable”… pero “no se sorprenda si con el tiempo su banda favorita, a la que nunca ha pagado por escuchar su música, cierra por falta de fondos”. Y zanja la piratería para seguir con su reflexión.

La cuestión de fondo es si el modelo de streaming es sostenible para mantener la diversidad cultural, no a las grandes estrellas del pop. Está en juego la supervivencia de los artistas emergentes con talento. “El modelo no es sostenible si se convierte en la forma dominante de consumo. El resultado inevitable es que internet absorberá el contenido creativo de todo el mundo hasta que no quede nada”, señala apocalíptico. Se pregunta también por la actividad de los escritores si este servicio se hace también con el mundo de los libros, porque ellos no pueden confiar en hacer dinero por las actuaciones en directo. “¿Qué es lo que se supone que tendrán que hacer entonces? ¿Escribir anuncios?”

“Sin nuevos artistas por venir, nuestro futuro musical es tétrico. Una cultura de éxitos de taquilla es muy triste y, además, malo para el negocio. Ese no es el mundo que me inspiró cuando era joven. Más de un fan (me incluyo) ha dicho “la música me salvó la vida”, por lo que debe ser un incentivo paramantener este salvavidas disponible para las próximas generaciones”.

A %d blogueros les gusta esto: