Las discográficas independientes: “Spotify económicamente es un timo pero…”

“Spotify es el futuro de la industria musical. Los rendimientos económicos aún son bajos pero es un sistema genial para los usuarios, de gran comodidad y que aporta mucha visibilidad a los grupos”.

Marcos Collantes es el fundador y director de Mushroom Pillow, uno de los grandes sellos independientes de este país, que tiene entre su catálogo bandas como La Habitación Roja, El Columpio Asesino o Maga. Considera que la plataforma de música en ‘streaming‘ es “el principio de una forma de negocio”. “En la actualidad es necesario estar en Spotify“, asegura.

“Yo prefiero centrarme en lo positivo y esperar que ese modelo cada vez crezca más que centrarme en que no es el válido”.

El popular servicio de música en ‘streaming’ sueco Spotify fue lanzado al mercado europeo en el año 2008 y poco a poco ha ido realizando su expansión mundial. Desde la compañía dejan claro que su proyecto es “el principio de una nueva forma de entender la música. Y encima de manera legal”. Argumentan que ya han pagado 400 millones de euros en derechos a los sellos y que esperan aumentar su beneficio en los próximos años. “Aunque la prioridad es seguir expandiéndose, por eso todavía los ingresos no superan las pérdidas y los artistas no reciben suficientes ganancias”.

¿Y las discográficas independientes?

Aunque Spotify lo niega y rehúsa dar datos, hay informaciones que calculan que paga a las multinacionales hasta seis veces más que a los sellos independientes por reproducción. Lo único veraz hasta la fecha es que las tres grandes ‘majors’ (Warner, Sony y Universal) tienen acuerdos económicos con la compañía de ‘streaming’ por suministrarle su catálogo y además, aunque en menor medida, forman parte del accionariado de Spotify.

Ante unas perspectivas poco prometedoras a corto plazo, hace un año más de 200 sellos independientes británicos decidieron abandonar a la vez Spotify en un “intento de proteger los intereses de sus artistas y luchar contra los nulos beneficios que obtenían”. ¿Tan mala es la situación para las discográficas independientes? ¿Cuánto gana un sello pequeño en Spotify? Una discográfica independiente española asegura a este medio que Spotify les paga en este momento 0.0085 céntimos por reproducción.

Miguel Goñi, el hombre detrás de Origami Records, sello que gestiona a artistas como Jane Joyd o Havalina, también aporta sus datos: “Al final de este año, con más de medio millón de reproducciones, no me quedan libres ni mil euros. Económicamente no compensa absolutamente nada”.

¿Y por qué los sellos siguen en Spotify? Desde PIAS, una de las grandes discográficas independientes a nivel mundial, dejan claro a lainformacion la posición de la compañía: “Entre estar en Spotify y nada preferimos tener Spotify”.

Félix Suárez, jefe de promoción de PIAS en España indica que aunque las cantidades que se obtienen en Spotify “son pequeñas”, “es más que nada”. “Aunque no lo parezca, es una manera de que la gente que escucha música haga llegar dinero a los autores”. “Es una iniciativa legal y de futuro”.

Josiño Carballo, fundador y promotor de Ernie Producciones, sello gallego que cuenta con bandas como Niños Mutantes o los estadounidenses Nada Surf, cree que Spotify “es un arma promocional increíble“. “Subir un álbum y que lo puedan escuchar en otras partes del mundo es alucinante”. “Como sello pequeño la gente tiene que escuchar mis discos. Económicamente Spotify es un timo pero igual hay que plantearse que el problema no es de la plataforma de música en ‘streaming’ sino de la industria en general”.

“Nosotros en Ernie hemos dado un giro a todo el negocio”, señala Josiño a la vez que asegura que aunque discográficamente no compensa Spotify, tampoco se puede mantener un sello por las ventas de discos “por lo que hay que reinventarse”. “Nosotros también llevamos el ‘book’ de nuestros artistas, les gestionamos los conciertos y por tanto promocionalmenteSpotify es sencillamente genial“.

La misma opinión comparte Victor Velasco, director de Sones, sello catalán que tiene entre su catálogo grupos como Mishima o Manos de Topo: “Hay una realidad, ya no se venden discos. La venta de discos ni sostiene a la empresa ni la hace rentable por lo que tuvimos que replantearnos el negocio: gestión de artistas, de derechos…”.

“Ya no somos una discográfica, sino una empresa musical”, explica Victor. “Y que tu música pueda estar disponible de manera legal en cualquier ordenador o dispositivo móvil del mundo es genial”.

“Los rendimientos económicos son nulos, muy pocos. Spotify es una plataforma de visibilidad“, aclara. “Que alguien en Rusia escuche algún grupo español es positivo. Sin estas redes de comunicación no sería posible”. “Desde Sones pensamos más en esto como una herramienta depromoción pura y dura“.

Josiño tiene claro que hay otras plataformas en el mercado pero están más limitadas que Spotify. “Si quieres estar vivo tienes que estar. ‘¿Cuándo sale el disco en Spotify?’ comienza a ser una pregunta recurrente. Un disco sale a la vez en otras plataformas como iTunes peroSpotify se lleva la palma”. Para Victor Velasco también “se está llegando a un extremo en que parece que si no estás no eres nadie”. “Necesitas estar en todos los puntos de venta o acceso”.

“Hay que estar”, explica Goñi. “La gente escucha el disco en Spotify y te ves obligado a subirlo”. “Además, a ver quién le dice a un grupo que no va a estar en Spotify“.

Como resume Josiño, “si una persona escucha un tema, lo busca y no lo encuentra, a lo mejor el grupo pierde un comprador, una persona que asista al concierto, un algo… porque de repente pasa pasa página, descubre una banda llamada Vetusta Morla y la encuentra en todos lados”. “Otro ejemplo claro: vas a hablar con una sala para tocar y después de charlar contigo comprueban si estas en Spotify, en Youtube: es que no apareces, cómo te voy a dar un ‘bolo’, quién te conoce…”, concluye.

“No conozco a nadie en la música que no se haya quejado de lo que le pagan. Se quejaban antes porque no se vendían discos y se quejan ahora de las nuevas plataformas”, comenta Collantes. “Yo puedo ser participe y aportar o ser participe y quejarme. Y que se quejen otros”.

Goñi es más pesimista: “Spotify es como Youtube, tienes que tener tu catálogo. Todo se muerde la cola”. Aunque matiza: “Si estas en muchos sitios cogiendo cifras ridículas, al final haces un total que bueno, te salva poco a poco”.

 

Anuncios

El negocio artístico de iTunes

A propósito de la polémica creada por Bruce Willis y su demanda a Apple por no poder heredar su música de iTunes a sus hijas (resultó ser sólo un rumor), surgen muchas preguntas en torno al negocio del streaming y los derechos de autor en la industria de la música.

Para el consumidor común es relativamente barato pagar por un servicio de streaming en iTunes Match o Spotify, pero lo que pasa el otro lado, del lado de los artistas, es distinto.

¿Cuánta es la ganancia de un artista que acepta el streaming de su música en servicios de la talla de Spotify o iTunes?

A menos que se trate de alguien de la fama de Madonna o bandas como Metallica, un artista promedio que pone su música a disposición de estos servicios no recibe mucho a cambio. Como ejemplo, The Nextweb publicó los números exactos de la banda Parks and Gardens de Josh Davison por el streaming de su música en ambos servicios.

Por parte de Apple reciben $0.00330526797710 de dólar por stream, mientras que de manos de Spotify reciben $0.00966947678815 de dólar.Prácticamente esta banda necesitaría que su canción se reprodujera tres veces para obtener apenas un centavo de dólar, mientras que ellos pagan una cuota de $50 dólares en TuneCore para obtener los permisos de distribución de su música en línea.

Necesitarían 15,127 reproducciones en iTunes ó 5,171 en Spotify para recuperar su inversión, de las cuales la banda Parks and Gardens reveló que sus números de acercan a seis reproducciones en iTunes Match, 45 en Spotify en su versión gratuita y 150 en su versión de paga.

Para las bandas independientes el streaming no es fuente de ganancias, la mayoría de las veces poner a la venta su material en tiendas como iTunes puede parecer una mejor opción aunque aún así, gracias a la descarga ilegal, resulta ser poco rentable.

BuscaBolos vía El negocio artístico de iTunes 

Decae la popularidad de MXP4

El año pasado habíamos dado a conocer el emprendimiento de videojuegos sociales – con un modelo de negocios parecido al de Zynga pero para la industria musical, y que incluye alianzas con artistas como David Guetta y el sello EMI.

Decae la popularidad de MXP4 .:. Aliado Digital

¿Cómo se ha desempeñado hasta ahora? No tan bien.Durante la investigación para la próxima entrega del reporte Sandbox de Music Ally, revisamos las estadísticas de MXP4 en la página AppData, la cual toma información directamente de Facebook. En total el juego social cuenta con 255 mil usuarios activos mensuales  (MAUs, por sus siglas en ingles) y 15mil usuarios activos diarios (DAUs). En cuanto a sus juegos más populares, Bopler Games cuenta con 160 mil MAUs y 9 mil DAUs, mientras que Bopler Tap Tour cuenta con 70 mil MAUs y 5 mil DAUs.

Los números para los juegos enfocados en artistas específicamente, son mucho más bajos: menos de 1.300 MAUs para “David Guetta, Play With It!” y 3 MAUs para “Ministry of Sound, Play With It!”.

BuscaBolos vía Music Ally

Grooveshark vuelve a Android

Justo cuando la relación de con la industria musical parecía estar mejorando, la aplicación del polémico servicio musical regresa a la tienda de su sistema operativo móvil.Gracias a su compromiso por degradar a los sitios piratas en sus resultados de búsqueda, la imagen de frente a los titulares de derechos estaba mejorando. Pero con el regreso de la aplicación de Grooveshark, que fuera removida de la tienda en abril de 2011, hay una nueva razón para los titulares para rabiar.

Grooveshark Android

“Esperamos seguir mejorando nuestra relación con Android”, explica Grooveshark en un comunicado. Sin embargo, todavía no se ha manifestado al respecto. La aplicación es gratis para aquellos usuarios que quieran utilizar el servicio de radio personal, pero deben pagar la cifra de US$9 al mes por el servicio de streaming. Esperaremos, en los próximos días, la respuesta de los servicios rivales y sellos sin licenciar que seguramente desaprobarán la iniciativa.

BuscaBolos vía Musically

Llega el fin del CD como principal fuente de ingresos de la industria musical

El reinado del CD como principal fuente de ingresos de la industria musical estadounidense llegará a su fin este año, eclipsado por las descargas y los servicios de streaming más nuevos como Spotify Ltd. y Pandora Media Inc., según una firma de investigación.

Las ventas de música digital se incrementarán a u$s 3400 millones este año, superando los u$s 3380 millones de ingresos por los CD y los vinilos, informó Strategy Analytics Inc. de Boston en su sitio web. Y a escala mundial, la música digital sobrepasará las compras físicas en 2015, dijo la empresa.

Las compañías discográficas están otorgando licencias por los catálogos de sus artistas a los servicios de streaming conforme se reducen las compras de CD. Las ventas de canciones y álbumes digitales crecerán 6,7% este año, mientras que los ingresos por streaming treparán 28%, indicó Strategy Analytics. En conjunto representan el 41% de las ventas estadounidenses de música, frente a un 22% en todo el mundo.

“Los servicios de música en streaming como Spotify y Pandora serán clave para impulsar el crecimiento en los próximos cinco años en tanto el uso y el gasto aumentan rápidamente”, señaló Ed Barton, director de medios digitales de Strategy Analytics, en un comunicado. “La industria espera que lo digital pueda reconstruir el mercado musical estadounidense hasta llevarlo a algo que se acerque a sus dimensiones anteriores”.

Pandora, con sede en Oakland, California, subió 0,1% a u$s 9,30 al cierre de la semana pasada en Nueva York. La acción bajó 7,1% este año. Spotify, servicio de capital cerrado con sede en Londres, comenzó a brindar streaming en los Estados Unidos en julio de 2011.

Por su parte, las ventas estadounidenses de CD y vinilos caerán 9% en 2012, ritmo de descenso más lento que el del resto del mundo, informó Strategy Analytics. El gasto total en música grabada en los Estados Unidos este año aumentará u$s 134 millones, o 2,1%, a unos u$s 6380 millones, según la firma de investigación.

Universal Music Group de Vivendi SA, la mayor compañía discográfica del mundo, espera recibir la aprobación de los reguladores europeos para la adquisición por u$s 1900 millones de la empresa de música grabada de EMI Group, actualmente propiedad de Citigroup Inc. Un grupo encabezado por Sony Corp. compró la división EMI Music Publishing en abril por u$s 2200 millones. Sony Music es la segunda mayor compañía discográfica,

BuscaBolos vía Llega el fin del CD como principal fuente de ingresos de la industria musical 

Retroceso de Zynga es una alerta para los servicios musicales

Los aportes de la compañía de juegos sociales cayeron en picada en la noche de ayer un 37% hasta el valor de $3,18 dólares – originalmente costaban $10, cuando la compañía abrió la oferta pública en diciembre de 2011.El resultado se debe a que Zynga incumplió las expectativas de sus analistas para el segundo trimestre, reportando ingresos por $332 millones de dólares y pérdidas netas por $22,8 millones. La lección para la industria musical: Zynga admitió que una de las razones por las que sus ingresos fueron desmotivadores es debido a los cambios hechos por Facebook a sus algoritmos para sucesos virales. Por lo pronto, los usuarios de Facebook vieron más alertas sobre nuevas marcas de juegos que sus amigos juegan, y menos de aquellos ya existentes. Esto afectó a los juegos más importantes de Zynga.

Hay aspectos positivos: Zynga todavía cuenta con más de 72 millones de usuarios activos diarios y 306 millones mensuales, y su nueva aplicación The Ville, contó con 4,5 millones de usuarios en su primer día. De hecho, este último debería interesarles a los expertos en marketing musical: cualquiera que considere llevar a sus artistas a juegos de ordenador y consolas como Los Sims, debería considerar igualmente The Ville.

BuscaBolos vía Retroceso de Zynga es una alerta para los servicios musicales

Spotify en España: ¿gana el streaming a la piratería?

Más de tres años después del aterrizaje del servicio en España, la firma asegura que cada vez tienen más usuarios premium. ¿Logrará acabar con la piratería?

Menos de un año después de lograr por fin aterrizar en Estados Unidos, a Spotify, el servicio sueco de música en streaming, parece no irle nada mal. Las discográficas, además, tendrían razones para estar contentas tras las reticencias iniciales: según se sabía hace un par de semanas, Spotify sería ya la segunda fuente de ingresos para discográficas en Estados Unidos.

¿Cómo le va en otros países en los que lleva más tiempo? ¿Están volcándose los usuarios a la versión premium? Según explica Lutz Emmerich, Country Manager de Spotify en España, en la actualidad el servicio cuenta, en los 15 países en los que están presentes, con “más de 10 millones de usuarios activos, de los cuales más de 3 millones son suscriptores de pago“.

En cuanto a la situación en España en particular, Emmerich asegura que, si bien no dan “cifras por países”, la situación no es diferente a la de otros lugares. “Los usuarios están encantados con nuestro producto, y estamos monetizando una audiencia que antes descargaba irregularmente y, por tanto, estamos retornando beneficios a la industria musical de nuevo”.

Esas son las claves principales entorno a las que parecen girar los argumentos de Spotify, bastante significativas en países como España en los que la práctica de las descargas ilegales está bastante extendida. Pero, por supuesto, una cosa es lo que dicen desde Spotify y otra lo que pueden opinar usuarios, artistas o discográficas. ¿Supone Spotify de verdad una fuente de ingresos tan buena para la industria musical?

Lo que dicen las discográficas

Que los sellos discográficos ya han aceptado que el mundo digital, con plataformas como iTunes Store o Spotify, es imprescindible en la actualidad es innegable. Tras las reticencias iniciales que pudieron mostrar sobre todo las discográficas más grandes, ahora es raro el sello que no ha pasado su catálogo a una de estas plataformas.

Spotify en España: ¿gana el streaming a la piratería? | itespresso.es

Eso sí, desde la perspectiva de las discográficas, todo parece más rodeado de un espíritu de adaptación a los nuevos tiempos que de ese entusiasmo mostrado desde Spotify. “Hace tiempo que vimos que Internet y los cambios que había supuesto en los hábitos de consumo hacían inevitable adaptarse”, explica Marc, de Foehn Records. No obstante, aclara que “todavía no supone el volumen de negocio que era la venta física, ni nunca lo volverá a ser”.

Desde Mushroom Pillow coinciden con ese espíritu de adaptación. El director del sello musical, Marcos Collantes, indica que han estado en plataformas digitales “desde 2004″, porque son “una compañía del nuevo siglo y no tendría sentido no estar en estas plataformas que son la realidad y el futuro del mundo musical”.

Y la piratería, ¿qué?

Una de las grandes preguntas que plantean plataformas como Spotify, y especialmente si tienen modelo freemium, es si los usuarios están dispuestos a pagar por la música en un país con tanta “tradición” de descargas ilegales. Emmerich deja clara la posición oficial de Spotify como alternativa a la piratería con uno de los argumentos más utilizados: los usuarios están dispuestos a pagar si se les ofrece el modelo correcto.

Spotify en España: ¿gana el streaming a la piratería? | itespresso.es

“Los fans no quieren actuar de forma ilegal”, explica Emmerich, “pero sí que quieren tener toda la música al alcance de sus manos y de manera sencilla y a un precio asequible”. ¿Cómo se puede conseguir esto? Creando “un producto mejor, que ofreciera aquello que los usuarios conseguían con la música pirata y mucho más, y que además compensara a las discográficas y los artistas”.

En las discográficas, por supuesto, la visión es algo menos entusiasta. Marc, de Foehn Records, explica que, en su opinión, “el enfoque se hizo mal desde un principio y la gente ya está mal acostumbrada”. Algo similar opina Marcos Collantes, de Mushroom Pillow, que indica que cree que “de momento” la gran mayoría no está “dispuesta a pagar”.

¿La solución? Collantes explica que “es papel de todos poner de la forma más fácil, asequible y accesible la música”. En cuanto al modelo, desde Foehn Records creen que al final “será más fácil intentar conseguir un modelo donde el beneficio lo generan más terceros”. Es decir, algo como la publicidad que utilizan los portales de streaming o la oferta de “material exclusivo y de mayor calidad a un precio atractivo”. Porque la realidad es la que es: “mientras la gente se pueda descargar todo siempre que quiera y cuando quiera, me parece muy complicado que el consumidor pague de buena voluntad”.

La promesa móvil

Una vez llegados a la conclusión de que, quizás las plataformas digitales de música tipo Spotify no vayan a lograr un milagro en la industria, pero que es el lugar en el que hay que estar; toca pensar en el futuro. Y un vistazo a las noticias de las últimas semanas muestra a un nuevo jugador interesado en el mundo del streaming: las operadoras móviles.

Spotify en España: ¿gana el streaming a la piratería? | itespresso.es

Primero fue Yoigo: a finales de junio, alcanzaba un acuerdo con Spotify para ofrecer el servicio premium de música en streaming a los clientes de la operadora por 7 euros (más IVA) mensuales, 1,45 euros menos que lo pagado por los usuarios estándar de Spotify Premium.

El otro nuevo jugador es Movistar, cuyo propio Spotify, llamado Sonora, se estrenó hace apenas unos días en España: música en streaming con varias modalidades. La gratuita, limitada a 20 horas mensuales y con publicidad, la ilimitada, por 4,99 euros, y la móvil, 9,9 euros. Es decir, el mismo modelo que ofrece Spotify.

¿Por qué se han interesado de pronto las operadoras por el streaming de música? No es muy difícil encontrar una razón: si los usuarios escogen la opción móvil de los servicios, algo bastante probable, el tráfico de datos que consuman aumentará, provocando en muchos casos que contraten tarifas de datos de mayor volumen.

¿Llegarán algún día las plataformas de música digital a aportarle a la industria lo que en su día ganó gracias a los formatos físicos? ¿Aceptarán los usuarios que haya que pagar también por lo digital? Ya sea con modelos directos de compra de canciones como iTunes o streaming ilimitado como Spotify, o con modelos más indirectos como la publicidad, la respuesta hay que seguir buscándola en Internet. La industria musical parece estar empezando a convencerse.

BuscaBolos vís itespresso

Reino Unido: emprendedores en el foco de atención de la industria musical

En un evento realizado ayer por el organismo de la industria discográfica BPI se dividen las aguas con respecto a la tecnología: un cálido recibimiento a los nuevos emprendimientos, y un fuerte rechazo hacia gigantes como Google.El presidente, Tony Wadsworth, criticó al gobierno británico por su “affair con las grandes firmas tecnológicas y de telefonía” y agregó que “el mundo de la tecnología también tiene que unirse a la fiesta, lo quiera o no”. Igualmente, el director ejecutivo Geoff Taylor se enfocó en la tendencia de dichas compañías a “favorecer sitios ilegales, a sabiendas de su estatus, en las listas de búsqueda” e hizo un llamado al gobierno para legislar sobre el asunto “si los motores de búsqueda no encuentran soluciones voluntariamente”.

La representante del partido laborista y secretaria para el sector de cultura, medios y deporte, Harriet Harman, se expresó de manera similar: “Google y otras compañías de tecnología deben hacer más por los creadores de contenidos, presentar páginas web legítimas en sus resultados y bloquear los sitios ilegales… Este gobierno ha mostrado su empeño en promover la aplicación de la ley de economía digital. Sin embargo, se ha levantado por las personas equivocadas – por los intereses de los poderosos, y no por los de los músicos trabajadores”.

Esperemos si lo anterior se traduce en un compromiso durante las próximas elecciones. Mucho más positivo fue el hecho de que la BPI invitara a un grupo de gestores de proyectos musicales y de tecnología a presentarse en el evento. BandApp fué elegido por la audiencia como la mejor, seguida de CueSongs. Sochi Games, Motive Unknown, MusicQubed y Halocline también expusieron.

BuscaBolos vía Music Ally

Android 4.1, funciona mejor para aplicaciones musicales

La semana pasada, Google presentó su nueva versión del sistema operativo Jelly Bean. Desde que salió, ha logrado resolver varios de los problemas técnicos que anteriormente se presentaban al utilizar aplicaciones musicales en la plataforma – latencia al reproducir tracks, entre otros.Create Digital Music ha publicado un artículo donde amplia un poco más sobre los beneficios para la industria musical y afirma que muchas de las aplicaciones ya existentes para iOS, podrían dar el paso hacia la plataforma de Android.

Android 4.1, funciona mejor para aplicaciones musicales .:. Aliado Digital

Sin embargo, consideramos que podría presentarse mas bien cautela por parte de los desarrolladores, teniendo en cuenta que solo hasta 2013 la mayoría de los dispositivos Android se encontrarían utilizando el nuevo software.

BuscaBolos

Fusión UMG/EMI: batalla de ejecutivos en el Senado de EE.UU.

Respondiendo a las críticas del director del consorcio independiente Beggars Group, el director de Universal expuso ayer por qué la adquisición de EMI no sería peligrosa para la industria musical.

“La idea de que limitaríamos a nuestros artistas en los que hemos invertido, y construir la inversión que desembolsamos en EMI para disolver el mercado sería un suicido comercial. Estaríamos locos si no otorgásemos licencias, desarrollemos, u ofrezcamos nuestra música a través de tantas plataformas y tiendas como sea posible”, remarcó Grainge.

En contrapunto, Gigi Sohn (presidente de la organización en defensa del consumidor Public Knowledge) sugirió como ejemplo de la falta de innovación de Universal la negativa de la discográfica a licenciar a Grooveshark. Por su parte, Edgar Bronfman (CEO y presidente de Warner entre 2004-2011 y 2011-2012, respectivamente), indicó que “con el 50% de los hits, Universal podría negarse a todo”.

BuscaBolos vía Music Ally