SGAE, Podría aprobar el Lunes un nuevo reparto de los derechos musicales en televisión a Favor de las multinacionales y en detrimento de los Autores

PERIODICO La Razón 20 de enero de 2015. 23:24h G. Granda.

Queda menos de una semana para que la Sociedad General de Autores (SGAE) se reúna en asamblea y tome una decisión que podría modificar el panorama televisivo. Someterá a votación una modificación en el reparto de los derechos de autor en televisión, lo que supondría un cambio radical de la actual situación y dejaría desprotegidos al repertorio español y a sus autores. En la actualidad, el minuto de «prime time» vale cinco veces más que el de las madrugadas y la SGAE propone que la relación pase a ser de 15 a 1. «Fue a partir de la presidencia de Reixa cuando se abordó el asunto de una manera más brusca», explica a este diario Nuria Rodríguez, presidenta de la Asociación Nacional de Autores y Editores Musicales (Anaem). «Así, de 21 euros de derechos musicales generados en televisión, con el nuevo reparto 20 irían a manos de las multinacionales y sólo uno quedaría para la producción independiente», aclara.

Un fraude sin solucionar

En marzo de 2013, Reixa publicó un polémico comunicado desde presidencia de la sociedad acusando a una parte de la industria de querer lucrarse con los derechos de ciertos temas musicales emitidos en franjas de programación minoritarias. «He mantenido reuniones con los presidentes que ha tenido la SGAE en este tiempo y lo que denuncian es que ha habido abusos: gente que ha ingresado en sus cuentas unas cantidades ingentes de dinero y, además, de una manera que deja mucho que desear éticamente hablando», explica Rodríguez. La presidencia de Anaem siempre estuvo de acuerdo en que la SGAE «debe estar para vigilar irregularidades y establecer un control», pero con respecto al cambio en el reparto de derechos musicales generados en televisión «se han vertido declaraciones que van contra la reputación de todos los autores y el colectivo en general y se ha utilizado de excusa esta cuestión del fraude sin solucionar. Las multinacionales han querido retocar lo que se paga en la madrugada porque, debido a la mala situación económica, pretenden sacar ingresos de alguna parte», propuesta incomprensible sin precedentes ni en Europa ni en EE UU.

Anaem también dice sentirse engañada porque «las multinacionales han dejado que la propuesta avance y a pesar de que suponíamos que todas las partes implicadas íbamos a estar presentes si se modificaba algo y se intentaría consensuar, al final nada».

El problema es que ese cambio afecta a toda la industria. Las televisiones crearon sus sociedades editoras para gestionar sus derechos musicales, lo que es legítimo, y un cambio tan drástico en el porcentaje por franjas podría provocar, según Rodríguez, «que las cadenas opten por programar otras cosas que no sean espacios musicales», con una merma de los ingresos de estos autores. Por tanto, la modificación de la SGAE, según Anaem, «ataca frontalmente a cientos de creadores que encuentran una oportunidad en las madrugadas con música menos comercial. Quieren nutrirse de ingresos pertenecientes a negocios que no les corresponden». Desde la asociación desean «que no se apruebe la nueva medida porque la junta de ahora está actuando de una manera que no le corresponde: no está escuchando a los socios que están viviendo de esto».

Vía: http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/8481331/sociedad+comunicacion/sgae-con-la-musica-a-otra-parte#.Ttt16IxvU3L3MQs

Anuncios

La UE anuncia la decisión judicial de varios países europeos respecto a las licencias de música

Las regalías de las sociedades musicales de Europa ahora deben permitir a los artistas el poder inscribirse en una sociedad de su elección y hacer multiples licencias en los países disponibles en empresas de la talla de Amazon y Apple después de que un tribunal respaldó un veto de la UE sobre los monopolios nacionales.

El Tribunal General de Europa,  confirmó una sentencia de 2008 por la Comisión Europea.

Bajo el sistema actual, cada país europeo tiene su propia sociedad recolección, tales como ERP en el Reino Unido y SIAE en Italia , SGAE en España que sólo afectan a los compositores e intérpretes de su propio país.

En total se recogen alrededor de 7,88 mil millones dólares al año en concepto de regalías por más de un millón de compositores e intérpretes de la Unión Europea de 27 países.

Los críticos dicen que el sistema restringe el acceso de los consumidores a la música y dificulta la adopción de servicios innovadores ofrecidos por los proveedores de servicios en línea, tales como Apple, Amazon y Spotify, que se ven obligados a crear muchas versiones diferentes según el país y no pueden ofrecer las bibliotecas internacionales.

El fallo del viernes se produjo después de 21 de las sociedades de gestión colectiva y su grupo paraguas CISAC impugnó una decisión de la Comisión Europea en 2008, que hacen que sea más fácil para los vendedores de música para adquirir licencias multiterritoriales radiodifusión de un solo cuerpo en vez de varios organismos nacionales.

En la misma resolución 2008 de la Comisión dijo que los compositores deben ser capaces de elegir la agencia que querían cobrar sus regalías.

La actuación de la Comisión ha estado motivada por las quejas de British Music Choice proveedor de música en línea y RTL que los aficionados a la música sólo podía comprar canciones en su país de residencia y minoristas adquirir licencias de los monopolios nacionales en lugar de ser capaz de adquirir un sistema de licencias paneuropeo.

El fallo del viernes por el Tribunal de Primera Instancia rechazó sin embargo la Comisión Europea según la cual las sociedades de gestión colectiva se había puesto de acuerdo de manera ilegal en violación de las normas comunitarias de defensa de la competencia, diciendo que los reguladores no tenían pruebas suficientes de delito.

vía UE anuncia la decisión judicial de varios países europeos licencias de música | Reuters.

 

Rajoy mantiene el canon digital

Años atrás, cuando el polémico canon digital levantaba ampollas en la opinión pública, tras su extensión a todo tipo de dispositivos tecnológicos –desde móviles hasta mp3– por parte del anterior Gobierno socialista, Mariano Rajoy, entonces líder de la oposición, manifestó en diversas ocasiones su rechazo a esta tasa que favorece injustamente los intereses de los autores en detrimento de los intereses del conjunto de la ciudadanía.

La ilegitimidad y el abuso de este sistema quedaron patentes, de una vez por todas, cuando, en 2010, el Tribunal de Justicia de la UE dictaminó que el canon digital aplicado en España era manifiestamente ilegal, ya que se cobraba de forma indiscriminada, independientemente de si dichos dispositivos y soportes se usaban o no para reproducir o almacenar contenidos protegidos bajo el paraguas de la propiedad intelectual. El referido tribunal obligaba, pues, a modificar este sistema, abriendo además la puerta a que empresas, profesionales y administraciones públicas reclamaran la devolución del canon ya pagado a las entidades de gestión de derechos de autor, cuyo máximo exponente es la ya famosa SGAE.

Pero, una vez más, parece que el Ejecutivo, ahora en manos del propio Rajoy, se decantará por los intereses económicos de los artistas. Así, lejos de eliminar por completo el famoso canon, se dispone, simplemente, a sustituirlo mediante el reparto de cuantiosas y generosas subvenciones públicas entre los autores, que se incluirán en una partida específica de los Presupuestos Generales del Estado. El Ministerio de Cultura ha elaborado un borrador de real decreto que, en caso de aprobarse, cargará sobre los hombros de todos los contribuyentes el pago del odioso canon. Es decir, ya no serán los consumidores los que abonen la factura mediante la compra de dispositivos tecnológicos, CD o DVD, sino todos los españoles mediante el pago de impuestos. El Gobierno opta así por cambiar el anterior sistema, injusto y perverso, por otro aún más abusivo e indiscriminado. Muy lejos quedará, pues, ese hipócrita rechazo al canon digital expresado en su día por la cúpula del PP.

Lo más grave, si cabe, es que, además, se pretende impedir cualquier tipo de reclamación judicial para que los usuarios que pagaron el anterior canon ilegal (empresas, profesionales y administraciones públicas) soliciten la devolución de esta tasa a las entidades de gestión. Esto no sólo vulnera la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, sino que perpetúa la injusticia cometida con decenas de miles de consumidores, obligados a abonar una tasa que no les correspondía pagar. De hecho, de los casi 800 millones de euros que recaudó el canon desde 2003, varias decenas de millones fueron abonadas indebidamente por las propias Administraciones públicas, con dinero de todos los españoles. Pues bien, el Gobierno prefiere ahora renunciar a la devolución de ese dinero con tal de no perjudicar al colectivo de artistas, lo cual evidencia la ausencia total del denominado “interés general”.

El trasfondo de este asunto va más allá de la aplicación de uno (canon digital) u otro sistema de cobro (impuestos para favorecer a unos pocos autores, los que máas venden). La clave radica en la propia legitimidad de la propiedad intelectual. La irrupción de nuevos dispositivos tecnológicos ha revolucionado por completo un negocio, el audiovisual, que está destinado a morir con el devenir de los tiempos. El canon es tan sólo un invento, una farsa legal para mantener los privilegios de una selecta casta, en contra de los intereses de la mayoría. El canon no debe ser sustituido; debe, simplemente, ser eliminado.

BuscaBolos vía Rajoy mantiene el canon.

La copia privada, el canon digital  en España

El 18 de diciembre de 2007, se empezó a aplicar el canon a las grabadoras de CD y DVD, a los MP3 y MP4, a los teléfonos móviles y a los PDA, entre otros dispositivos capaces de almacenar o reproducir música,2 todo esto como resultado de un nuevo acuerdo entre las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual (con la SGAE al frente) y ASIMELEC. Esto provocó una gran polémica al resultar evidente que estos soportes se usan con frecuencia para otros fines ajenos a la copia privada, y porque dicho acuerdo se negoció sin la participación ni presencia de consumidores y autoridades. En general, se trata de una ley impopular, interpretada por los usuarios como un intento “injusto” de compensar a las compañías discográficas del perjuicio que les supone la obtención gratuita de obras artísticas sin la obtención del lucro que legalmente les corresponde.

BuscaBolos vía WordPress

Copia privada, canon digital según la SGAE 

Según la Ley de Propiedad Intelectual una obra ya divulgada puede ser reproducida sin autorización del autor cuando dicha reproducción se hace “para uso privado del copista” y siempre que la copia no sea objeto de utilización colectiva ni lucrativa.

Por tanto, un usuario particular no tiene que solicitar autorización del autor/es de una obra musical o audiovisual cada vez que graba la misma para su propio uso, y sin que vaya a ser objeto de negocio.

Pero esta reproducción autorizada por Ley, genera una remuneración compensatoria por copia privada, que está regulada también en el artículo 25 de la Ley de Propiedad Intelectual y que está destinada a compensar la pérdida de ingresos que, para los titulares de una obra musical o audiovisual genera esta posibilidad de hacer copias de las mismas para uso privado. Es obvio que cada vez que se hace una copia de un disco para uso privado, se deja de vender un ejemplar del mismo, por lo que hay que compensar de alguna manera a los titulares de las obras contenidas en el mismo, por los ingresos que dejan de percibir.

Artículos sujetos:

Están sujetos al pago de la remuneración compensatoria por copia privada todos los equipos, aparatos y materiales idóneos para la grabación de obras musicales y/o audiovisuales. Ejemplos: un radio-cassette grabador, un equipo grabador de CD’s, un equipo grabador de vídeos, una cinta cassette, un videocassette, un CD-R tanto “audio” como “data”, un DVD-audio y un DVD-vídeo.

Obligados al pago:

En primer lugar, los obligados al pago son los fabricantes e importadores de los equipos, aparatos y materiales que sirven para la grabación de obras musicales y/o audiovisuales. No obstante, la Ley de Propiedad Intelectual considera responsables solidarios del pago de la remuneración a los distribuidores, mayoristas y minoristas sucesivos adquirentes, si en la factura de sus proveedores no aparece desglosado el importe de la remuneración.

Liquidaciones

Los deudores principales de la remuneración compensatoria por copia privada (enlace con párrafo anterior) deben presentar, según el artículo 25 de la Ley de Propiedad Intelectual una declaración-liquidación conteniendo el número de equipos, aparatos y/o materiales sujetos al pago de la remuneración, que hayan sido vendidos durante ese periodo trimestral, haciendo constar en la declaración-liquidación las características técnicas de los citados productos objeto de liquidación.

Existe a disposición de nuestros usuarios, un formulario para facilitar la presentación de estas declaraciones-liquidaciones en el apartado ‘Qué es’ de esta área de Liquidaciones.

Plazos de presentación:

Los plazos de presentación de liquidaciones son los siguientes:

  • primer trimestre del año: del 1 al 30 de abril
  • segundo trimestre del año:del 1 al 31 de julio
  • tercer trimestre del año: del 1 al 31 de octubre
  • cuarto trimestre del año: del 1 al 31 de enero del año siguiente

Una vez recibida la liquidación en la sección de Copia Privada de SGAE, se procede a emitir las facturas correspondientes y a enviárselas al usuario para su abono, que deberá ser realizado, según la Ley de Propiedad Intelectual, dentro del mes siguiente al de la presentación de liquidaciones.

Exenciones:

La Ley de Propiedad Intelectual sólo establece dos excepciones al pago de la remuneración compensatoria por copia privada:

  • Los productores de fonogramas y videogramas
  • Las entidades de radiodifusión

En ambos casos, la exención se aplica solamente al material adquirido con destino al uso de su actividad, y siempre que cuenten con la debida autorización para llevar a cabo la reproducción de obras, prestaciones artísticas, fonogramas o videogramas. Para demostrar que cuentan con esta autorización, deberán presentar a sus suministradores de material sujeto un certificado de SGAE en el que conste que cuentan con la referida autorización.

Preguntas y respuestas más frecuentes (FAQS)

Si una empresa vende 1000 cintas de vídeo, declara y abona la remuneración por copia privada y posteriormente le devuelve su cliente 500 cintas ¿Le devuelve la SGAE la remuneración declarada y abonada?

Según la Ley de Propiedad Intelectual, la obligación de declarar y abonar la remuneración compensatoria por copia privada surge en el momento de vender el material sujeto, es decir, en el momento de transmitir la propiedad del mismo. Por tanto, las entidades de gestión no tienen que devolver la remuneración abonada. Lo que debe hacer la empresa del ejemplo cuando venda esa parte de material devuelto, es no volver a declarar el canon sobre el mismo.

¿Cuáles son las obligaciones de los sucesivos adquirentes de los productos sujetos a la remuneración, es decir, de los distribuidores, mayoristas y minoristas?

  • 1) No aceptar ninguna factura en la que no aparezca desglosado el importe de la remuneración
  • 2) Hacer constar en las facturas de sus clientes, debidamente desglosado, el importe de la remuneración.

En el caso de una empresa que fabrique materiales sujetos y destine parte de ellos a la exportación ¿deberá abonar la remuneración por copia privada sobre todo el material vendido cada trimestre?

No, solamente es obligatorio el pago de la remuneración sobre los equipos, aparatos y materiales vendidos dentro del territorio español; las unidades destinadas a la exportación no están sujetas al pago de la remuneración.

¿Existe alguna otra obligación de los deudores de la remuneración por copia privada, para con la SGAE? Sí, deberán facilitar a SGAE la comprobación de las operaciones sometidas a la remuneración compensatoria por copia privada.

Dado que las facturas trimestrales se elaboran en función de las liquidaciones presentadas por los propios usuarios, es necesario la comprobación posterior de las citadas liquidaciones, así como la constatación de que se ha hecho figurar en las facturas el importe de la remuneración.

BuscaBolos vía SGAE

El Grupo PRISA compra el portal español de música Yes.fm

PRISA acaba de cerrar la compra de los activos de Yes.fm, portal español dedicado a la música en streaming. La operación permite a la editorial seguir desarrollando el negocio de la música online para competir con rivales como Spotify.

El grupo editorial ha cerrado la compra del primer portal español que apostó por la música de pago en streaming. En sus mejores momentos, Yes.fm llegó a tener un millón de usuarios únicos al mes y de hecho compró Hispamp3.com, una de las principales páginas de música y tecnología en nuestro país.

Detalles de la operación

Según ha podido saber este portal, la compañía estuvo a punto de venderse en varias ocasiones. Inicialmente, Fnac fue una de las empresas que estuvo interesada en la adquisición y de hecho lanzaron un servicio de marca blanca que nunca llegó a funcionar. Otra de las empresas interesadas fue Prisa aunque la operación se quedó estancada ya que Telefónica estuvo a punto de lanzar en varias ocasiones un servicio de música similar y la vinculación de ambas compañías hacía imposible el cierre de la operación.

A nivel económico no han trascendido números pero estimamos que la operación se ha cerrado en una cifra cercana a los 300.000 euros.

Hasta 3,5 millones de euros de inversión

Fuentes consultadas relacionadas con la operación han confirmado que Yes.fm llegó a invertir hasta 3,5 millones de euros para poner en marcha su servicio. La compra de derechos de autor para emitir canciones en streaming supuso una importante apuesta que no llegó a cuajar debido al lanzamiento de Spotify y la cultura de los usuarios que no estaban acostumbrados a pagar. Según nos explican, “cada canción que se reproduce se paga como un microalquiler a las discográficas  y aparte a la SGAE, sociedad que gestiona los derechos de la mayoría de los músicos”.

BuscaBolos

 

La CNC impone una multa a la SGAE de 1.766.744 € por abusar de su posición de dominio

La CNC ha resuelto imponer a la SGAE una multa de 1.766.744 € al considerar acreditado que ha abusado de su posición dominante en el mercado de la autorización de la comunicación pública de obras musicales en bailes celebrados con motivo de bodas, bautizos y comuniones o en los que el acceso de los asistentes se realice a través de invitación personal

En su Resolución (S/0220/10), el Consejo de la CNC considera que el comportamiento de la SGAE analizado en este expediente constituye una infracción compleja compuesta de dos conductas llevadas a cabo por la SGAE desde la posición de dominio que tiene en este mercado. Dicha infracción habría consistido en un abuso de posición de dominio por la aplicación de descuentos de forma discriminatoria y no transparente, y por la introducción desde el año 2009 de una denominada tarifa sustitutoria, que es inequitativa y discriminatoria.

sgae

En la determinación del importe de la multa, el Consejo de la CNC ha tenido en cuenta la agravante por reincidencia prevista en el art. 64.2.a) de la Ley de Defensa de la Competencia, dado que la SGAE ya fue sancionada, el 25 de enero de 2002, por el Tribunal de Defensa de la Competencia por un abuso de posición dominante en el marco del Expediente 511/01 Vale Music/SGAE.

BuscaBolos vía CNC

Promusicae pierde el juicio contra Enrique Dans por “infracción a su honor”

  • Un juzgado madrileño considera que “prevalece la libertad de expresión”
  • Enrique Dans afirmó que Promusicae “vulneraba las leyes antimonopolio”
  • La asociación pedía 20.000 euros en concepto de daños y perjuicios

Enrique Dans

Promusicae, la asociación de discográficas y productores españoles, ha perdido el juicio contra Enrique Dans, experto en internet y uno de los blogueros más influyentes de nuestro país, tras una demanda interpuesta por “infración contra el honor”.

Un juzgado madrileño ha desestimado la demanda de Promusicae en su totalidad ya que, según la sentencia, consideran que “los comentarios publicados se proyectan en aspectos de interés público, con lo que la libertad de expresión e información frente al derecho del honor adquiere aún una importancia más elevada”.

La demanda se produjo tras la publicación del post ‘Siete motivos por los que el caso SGAE es mucho más que la propia SGAE’ en el que el Enrique Dans afirmaba que Promusicae vulneraba las leyes antimonopolio con su sistema RitmoNet, “un sistema de distribución on-line de contenidos de los productores de música para radios, teles y prensa especializada”.

El apartado en el que se refería a Promusicae, Dans afirmaba que “muchos de los participantes en el turbio entramado de la propiedad intelectual en España actúan de manera completamente inadecuada, vulnerando las leyes de la competencia o las prácticas razonablemente exigibles a toda empresa”.

RitmoNet, la polémica

En este caso, señalaba, “Promusicae, por ejemplo, vulnera abiertamente las leyes antimonopolio creando un sistema, RitmoNet, que da lugar a un entorno donde solo las discográficas pertenecientes a la asociación pueden de hecho tener llegada a un canal de promoción tan importante como la radio… y no solo no pasa nada, sino que el gobierno lo sabe, lo ampara y hasta lo financia parcialmente”, explicaba el bloguero.

La sentencia es clara e inequívoca y me da la razón a todos los efectos, pero recurrirán

Estas afirmaciones provocaron que la asociación presentara una demanda por “infracción contra el honor” en la que exigían el pago de 20.000 euros en concepto de daños y perjuicios y que el experto en nuevas tecnologías rectificara sus palabras, aunque Dans siempre ha defendido que lo que expuso era su opinión “protegida como tal por la libertad de expresión” y que además se documentó convenientemente para redactarla.

Promusicae, señala Dans en su blog, “tiene ahora 20 días para interponer recurso de apelación” ante la Audiencia Provincial de Madrid. “Aunque la sentencia es clara e inequívoca y me da la razón a todos los efectos, tengo la impresión de que recurrirán”, asegura el experto, pero “en pocas semanas tendremos la respuesta”, concluye.

BuscaBolos vía RTVE

SGAE establece diálogo con la Asociación de Internautas

La entrevista entre Antón Reixa y Víctor Domingo marca un “punto de inflexión definitivo” en las relaciones entre las dos asociaciones

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y la Asociación de Internautas (AI) han expresado su voluntad de diálogo y acercamiento. Así lo reportó la entidad de gestión luego de un encuentro entre los presidentes, Antón Reixa y Víctor Domingo, quienes se reunieron para intercambiar puntos de vista sobre la distribución digital de contenidos con motivo del Día Mundial de Internet.

sgae

El “debate y el entendimiento sean los protagonistas, rompiendo así con un periodo anterior caracterizado por los reiterados enfrentamientos, que ocasionaron una brecha entre sendos colectivos”, señala la SGAE. El encuentro ha sido calificado como “muy favorable” por ambas organizaciones. El principal objetivo ha sido llegar a acuerdos que favorezcan el desarrollo del mercado digital, al tiempo que salvaguarde los intereses de todas las partes implicadas, creadores e internautas. Se ha programado una próxima reunión durante el mes de Junio para establecer un plan de trabajo que promueva una mesa de debate para ampliar y profundizar la colaboración.

BuscaBolos vía La Vanguardia

El oro y el fango: Los retos de la nueva SGAE

Que la semana pasada se celebraron elecciones en SGAE, lo sabemos todos: ganó la candidatura que encabeza Antón Reixa (llamada Autores Unidos por la Refundación; no puedo evitar mencionar el nombre de la lista continuista que se ha quedado sin representación: No Estábamos Tan Mal, que parece un chiste malo, una broma disparatada, como haberse denominado Contra Franco Vivíamos Mejor) y, con toda probabilidad, tendrá que dirigir la entidad en coalición (algo siempre saludable, que lo que sucede con las mayorías absolutas ya lo padecemos los ciudadanos estos días). Dadas las peculiaridades de SGAE (su posición prácticamente monopolista), la horrible imagen modelada a lo largo de los últimos años y el final abrupto de la presidencia de Teddy Bautista, lo que no debería ser más que un asunto interno de una sociedad de gestión de derechos autorales, traspasa sus puertas y deviene tema de debate en medios de comunicación, foros de internet, redes sociales e, imagino, barras de bar, peluquerías y banquetes nupciales. Es como si en esas elecciones estuviéramos implicados todos, y no. En realidad a quienes afectan es a los autores (también a los editores de repertorio), los demás, poco tenemos que ver. Pero ya sabemos cómo han ido las cosas en los últimos años a consecuencia de algunos métodos recaudatorios polémicos y la actitud de SGAE ante la piratería (a mi modo de ver, muy loable, defendiendo los intereses del colectivo al que representa y protege). Así que dada su visibilidad, a la nueva junta no le queda otra que intentar una política de transparencia democrática (tan de actualidad) y, sobre todo, poner en marcha nuevos métodos de comunicación con los que intentar restituir una imagen terrible, de monstruo avasallador y omnívoro, algo así como el enemigo público número uno.

sgae

No lo tendrá fácil la nueva junta, pero tampoco debiera resultar imposible ceder o abrir un poco la mano ante determinadas situaciones que, a cambio de unos miles de euros anuales, no le granjean más que antipatías sistemáticas e intentar explicar con serenidad (y firmeza, por supuesto) qué son los derechos de autor, para qué sirven y de qué modo se reparte el dinero recaudado (no estaría mal cuidar a esos muchos pequeños socios que se quejan de que hace mucho que en las emisoras de radio, televisiones y demás –ahora internet– no se establecen listas reales de temas emitidos y se funciona a porcentajes, con lo cual los grandes siempre ganan mucho y los pequeños no saben qué les llega y por qué razón), exponer la situación del autor, compararla con otros colectivos (a uno le asombra que el ciudadano de a pie se sorprenda de que el heredero de un autor cobre los derechos del fallecido durante 80 años, antes de que sean universales, y le parezca estupendo que los bienes materiales e inmateriales de cualquiera puedan ser transmitidos por los siglos de los siglos). También sería conveniente que la SGAE no se quedara sola defendiendo la legalidad frente a la piratería e intentara movilizar a colectivos próximos con los que presentarse unidos, pues la lucha se antoja larga y la ley Sinde-Wert solo parchea levemente parte del problema. Parece necesario que SGAE, junto a los autores a los que no acoge (los literarios, por ejemplo), comience a consensuar y a definir con urgencia de nuevo el derecho de autor y la propiedad intelectual delante de una realidad que ha dejado obsoletas las leyes que lo regulan y presione para un cambio.

Todo ello tendrá que hacerlo mientras limpia a fondo su casa por dentro y precisa hacia dónde quiere desarrollarse: ¿seguirán adelante con los proyectos inmobiliarios faraónicos? ¿Volverán a darle sentido a la Fundación Autor y resucitarán al imprescindible e inmolado Sello Autor, ese paraguas protector tan necesario bajo el que podían acogerse muchos de sus socios para dar salida a su obra? Afuera, ya saben lo que les espera: una opinión pública con los sables afilados y que mirará con lupa cada uno de sus pasos esperando el traspié, así que no es poco el trabajo que le espera a Reixa y a los suyos. No quisiera estar en su piel, pero intuyo que Antón Reixa es de los que gustan enfrentarse cara a cara con los problemas. En todo caso, mucha suerte, que falta le hará.

BuscaBolos vía Juan Puchades El oro y el fango: Los retos de la nueva SGAE | Efe Eme.