Ebooks, streaming y música digital, el futuro del entretenimiento

Películas, libros y canciones se adaptan a la creciente disponibilidad de internet y modifican su formato para hacer frente a un porvenir netamente digital, que constituirá una nueva forma de cotidianidad

Ebooks, streaming y música digital, el futuro del entretenimiento

Cuatro años en la era de internet pueden ser una eternidad.  Basta con mirar hacia atrás para comprobarlo: en 2008, por ejemplo, Facebook, actualmente con más de 900 millones de usuarios, contaba con 150 millones de “amigos”, según datos de NewsMedia Lab.

Del mismo modo, Twitter tenía unos 4.5 millones de seguidores, contra los 140 millones de hoy.

El mundo online se caracteriza por ser plástico, dúctil y, sobre todo, fluido, con una capacidad increíble de adaptación. Los cambios se suceden con rapidez y alcanzan a miles de millones de personas en distintos puntos del planeta.

A la flexibilidad del medio se suma la creciente facilidad con que las personas acceden a internet: ya no es necesario sentarse frente a una computadora para estar en línea. Con la explosión de dispositivos como tablets y smartphones, se puede estar online en cualquier momento o lugar.

El viaje en subte hasta la oficina es tan válido como el living de la casa para ponerse al día con esa serie que seguimos religiosamente, conocer el nuevo corte de nuestro artista favorito o leer las últimas páginas de la novela que nos mantuvo en vilo las últimas noches.

Internet y hábitos de usuarios se influencian de forma recíproca: los cambios en uno traen necesariamente cambios en el otro.

A la creciente disponibilidad del acceso a internet, junto con la aparición de distintos dispositivos desde los cuales estar online, como smartphones y tablets, se profundiza la inversión en internet y especialmente de internet móvil; consecuentemente, la mayor disponibilidad de internet crea cada vez más usuarios, a la vez que empuja el consumo de contenido online.

El futuro del entretenimiento es digital

Una de los desplazamientos más importantes a partir de la mayor penetración de internet es el que atraviesa la industria del entretenimiento. Libros, películas y música se fueron adaptando a las nuevas herramientas, pero debieron modificar profundamente sus estructuras y soportes en el camino.

En este sentido, el estudio Global Entertainment and Media Outlook 2012-2016 de la consultora PriceWaterhouse Cooper’s señala que se ha alcanzado “el fin de los comienzos digitales” en referencia a que el mundo digital ya superó la etapa de novedad y se convirtió en un elemento de la vida diaria.

Según datos de este trabajo, la inversión en el acceso a internet, tanto móvil como el tradicional, viene creciendo sostenidamente desde 2007, y se espera que lo siga haciendo en los cuatro próximos años. Se estima que para 2016, se invertirán alrededor de u$s493.000 millones en este sector.

La investigación asimismo remarca la explosión de la conectividad móvil favorecida por la variedad en la oferta de smartphones y la profunda penetración de estos dispositivos en los distintos mercados.

Las cifras confirman esta tendencia: en la Argentina, la cantidad de smartphones en uso creció 80% y alcanzó los 3.3 millones de dispositivos a fines de 2011.

Del mismo modo,en 2011, 40% del gasto global en acceso a internet correspondía a internet móvil y se espera que el número se duplique en los próximos cuatro años.

El rubro de entretenimiento no puede sino seguir estos pasos. Desde los últimos años, las industrias editorial, fílmica, musical han descansado fuertemente en las nuevas tecnologías e internet como fuente de divulgación y ventas.

Los ebooks se abren paso

En lo que al mercado de libros respecta, según las previsiones de PWC, la inversión total en la industria editorial en 2016, un 17.9% corresponderá a ebooks, una escalada pronunciada desde el 4.9% que representó en 2011. El mercado global totalizará casiu$s21.000 millones.

En los EEUU, por ejemplo, esta transición ya está en marcha: las cifras informadas por la Association of American Publishers (AAP) confirmaron que por primera vez, las ventas de libros digitales superaron a las de libros en papel de tapa dura.

En la Book Expo America, una de las ferias de libros más grandes del mundo se sintió el cambio inclusive en la disposición espacial de los stands. Mientras que años pasados eran grandes editoriales en papel las que ocupaban el centro de la escena, en la edición 2012 lo hicieron las editoriales de ebooks.

El desplazamiento físico constituye una metáfora para el deslizamiento que se da hacia dentro del rubro: “La gente se está dando cuenta de que las cosas se mueven hacia lo digital, y de que tienen que ajustarse a ello”, señaló en este sentido Tom Humphrey, dueño de Kobo, una empresa de ebooks canadienses.

Así, se espera que el mercado de libros digitales en los EEUU se cuadruplique hasta 2016, alcanzando un total de 12.900 millones de dólares.

La tendencia también se vio en la Feria del Libro 2012 en la Argentina, donde se dispuso un área especial para los libros digitales, Espacio Digital, del que participaron varias empresas y sitios que ofrecen la descarga de libros digitales.

El lema de la feria, “Un futuro con libros”, cobra así una nueva relevancia: el futuro de los libros es digital.

Adiós a los CD

Una suerte similar corre la industria musical, en la que PWC prevé que los servicios de streaming impulsen el crecimiento de la distribución digital de contenido, empujado por el creciente alcance de la banda ancha.

Así, se espera que la inversión en formatos digitales de música sobrepase a los tradicionales y alcance el 55% del mercado en 2016.

La industria de música digital también tendrá ayuda de las redes sociales, que contribuirán a la distribución en términos de descargas: el “boca a boca” constituye también un fenómeno de la era digital.

Por el contrario, la música física seguirá la tendencia bajista que ya viene registrando desde hace algunos años, ya que, señala PWC, el mercado de discos y CD se compone en la actualidad casi exclusivamente por amantes de los soportes tradicionales.

Para los fanáticos de la música digital, la tienda digital de Apple, iTunesllegó a Latinoamérica a fines de 2011, adelantándose a rivales como Google Play.

iTunes permite bajar álbumes y canciones, junto con películas y series. En su portal Latinoamérica, la tienda de Apple dedica una sección especial de artistas de la región.

Además, iTunes trajo a la Argentina iTunes Match, que permite guardar en la nube la música almacenada en la PC, para poder escucharla con mejor calidad de sonido en cualquier dispositivo de la marca.

Streaming, la nueva forma de disfrutar del cine y la tv

La industria del cine, por su parte, no será ajena al deslizamiento hacia el mundo digital.

El estudio de PWC prevé que para 2016, un 36% de los videos para ver en el hogar sean digitales. la cifra representa casi el doble respecto de 2011, cuando solo el 19% de los videos a ser consumidos en el hogar eran digitales.

Paralelamente, la inversión en formatos físicos caerá alrededor del 20% en los próximos cuatro años.

La industria crecerá en su variante digital, impulsada por servicios de streaming, como YouTube, y de video-on-demand. La disponibilidad de estas opciones a su vez favorecerá la accesibilidad a una creciente cantidad de contenidos. Este movimiento se enmarca en la variedad y cantidad de dispositivos que permiten reproducir películas o videos, como tablets, smartphones o televisiones conectadas a internet.

La tv se enfrenta a un panorama similar, ya que, según el estudio de PWC, el segmento seguirá su crecimiento, también en Latinoamérica.

La Argentina no es ajena a la tendencia. De acuerdo con datos de comScore, los argentinos consumieron un total de casi 1.5 millones de videos online en diciembre de 2011 y se ubicaron detrás de brasileños y mexicanos.

Los subtítulos automáticos que introdujo YouTube a mediados de este mes sin duda empujarán estas cifras hacia arriba, ya que se acortarán las distancias lingüísticas.

La consultora espera que las cifras de acceso a entretenimiento online crezcan conforme lo haga la disponibilidad de acceso a internet.

Por otro lado, el streaming de películas y series se consolida en la Argentina especialmente a partir del desembarco de Netflix en septiembre de 2011. Su catálogo de ofertas fue engrosándose paulatinamente, inclusive añadiendo secciones exclusivas para niños, de forma tal de poder ofrecer contenido para todos los paladares.

Sin embargo el informe señala a uno de los culpables de siempre en el freno del desarrollo del área: hacia 2016, la piratería aún constituirá un problema que la industria deberá resolver para continuar con su crecimiento.

BuscaBolos vía infobase
Anuncios

Lo digital salvará a las revistas, a la música y a la publicidad en 2016, según PwC

El gasto global en servicios de medios y entretenimiento alcanzará los 2,1 trillones de dólares para el año 2016, según estimaciones de un informe de PwC. Pero los continuos cambios hacia lo digital frente a la distribución física supondrán que ese crecimiento se volverá más lento que en años anteriores. PwC asegura que el gasto en digital generará un 67% del crecimiento de los próximos 5 años.

Irónicamente, aunque el acercamiento hacia lo digital supone más eficiencia y menos gasto en entretenimiento y servicios de medios, esta tendencia está ayudando a algunos mercados como el de la música, gracias a las compras digitales, que se incrementarán en 2013 después de años de decadencia. PwC asegura demás que lo digital representó un tercio de todo el gasto en música en 2011. De forma similar, el gasto en anuncios digitales para los lectores de las revistas compensará la disminución de los anuncios impresos en ese sector.

Además, lo digital también continúan canibalizando a los viejos formatos: los servicios de vídeo por streaming serán valorados en 11 mil millones de dólares en 2016, superando así el gasto de las suscripciones a TV en 2012. Otros datos relevantes del informe de PwC son:

– La circulación digital pagada por los consumidores de revistas representará el 6,5% de la circulación total en 2016.

– La publicidad está creciendo pero todavía de forma más lenta de lo que lo hizo en 2007 o, incluso, en 2010. Creció un 3,6% el año pasado en comparación con el 7% del año 2010. La inversión en 2011 fue de 486 mil millones de dólares, mientras que en 2016 será de 661 mil millones de dólares.

– El crecimiento de la publicidad digital todavía representa una pequeña porción del gasto publicitario total. A lo largo de 2016, la publicidad en internet crecerá en torno a un 16% y, por su parte, la publicidad en videojuegos crecerá un 11,2%.

– La publicidad mobile crecerá hasta los 24,5 mil millones de dólares en 2016 desde los 5,2 mil millones del año 2011.

BuscaBolos vía Marketing Directo

El final del comienzo digital

El reto para las compañías de comunicación ahora yace en cómo implementar sus estrategias digitales.

Image

La migración digital está siendo interpretada de diferente manera entre los diversos segmentos y territorios de la industria del entretenimiento y los medios, dice la Perspectiva Global de Medios y Entretenimiento 2012-2016 de PricewaterhouseCoopers (PwC).

A pesar de la incertidumbre económica actual, durante el último año se ha visto que las ventas globales de tabletas y de dispositivos móviles inteligentes llegan nuevamente a un nivel récord, haciendo hincapié en las crecientes oportunidades de ingreso de la distribución digital de contenido y publicidad de entretenimiento y medios (E&M) a unos consumidores cada vez más conectados y particularmente móviles.

De acuerdo con la Perspectiva de Entretenimiento y Medios Global 2012-2016, de PwC, las oportunidades digitales son bien entendidas por las compañías de comunicación, compañías publicitarias y anunciantes mismos: la industria está próxima “al final del principio digital”. A medida que aumentan los niveles de comodidad con lo digital, significa que se está convirtiendo en “cosa de todos los días”. Aunque la “niebla” que se dio hace algunos años en lo relacionado con opciones estratégicas se está aclarando, queda mucho por hacer: el reto actual es la implementación de estas estrategias digitales.

Un mundo de diferencia

PwC cree que aunque el enfoque pueda permanecer en la migración digital, el reto para las compañías E&M cambian de acuerdo con los diferentes panoramas de mercado entre los segmentos y territorios.

Puntos críticos y tasas de desarrollo de mercado contrastantes resaltados por los datos y análisis de Perspectiva este año demuestran:

El gasto global de medios y entretenimiento en publicidad digital y formatos de consumidor se incrementó en 17.6% en 2011, comparado con un aumento de tan solo 0.6% en gasto no-digital. El porcentaje de lo digital del gasto total crecerá de 28% en 2011 hasta 37.5% en 2016, y el gasto digital corresponderá al 67% del crecimiento de gasto de E&M total para 2016.

La madurez digital varía ampliamente en un nivel de segmento. Por ejemplo, el gasto en formatos de música grabada digitalmente superará la distribución física en 2015, alcanzando 55% de los ingresos totales en 2015 y 55% de los ingresos totales en 2016. Y el gasto global en juegos de video en línea e inalámbricos superará los ingresos de juegos de consola y PC en 2013. En contraste, el componente digital de revistas para consumidores responderá por solo 10.4% del gasto para 2016, un alza del anterior 3.1% en 2011.

El gasto global en música se incrementó 1.3% en 2011, la primera ganancia en muchos años, gracias al crecimiento en el mercado de los conciertos y festivales musicales y un más lento declive en la música grabada. Los incrementos en los gastos de música digital suponen que, en general, el gasto global en música grabada finalmente empezará a incrementarse en 2013.

Los números de suscriptores de acceso a internet móvil, un impulsador clave del gasto digital, superará el doble durante los próximos cinco años a 2.9 mil millones para 2016, de los que casi mil millones será en China. En India, los suscriptores de internet móvil aumentarán de una base baja a una tasa anual compuesta de 50.8% para 2016, convirtiéndolo en el mercado de más rápido crecimiento para internet móvil en el mundo.

Para 2016, los ingresos de $24.5 mil millones de publicidad por internet móvil crecerán 36.5% anualmente, hasta casi igualar el tamaño del mercado de publicidad clasificada de internet. Sin embargo, la búsqueda pagada en $78.1 mil millones y banners/displays en US$46.6 mil millones retendrán la mayor parte del mercado en 2016. El mercado de publicidad de internet móvil de China crecerá a una tasa compuesta de 68.4% hasta alcanzar US$6.2 mil millones en 2016, convirtiéndolo en el segundo mercado más grande en el mundo detrás de Estados Unidos, con Us$9.4 mil millones.

El segmento que publica el periódico ilustra las tendencias divergentes a través de las economías maduras y en crecimiento. Habrá continuos declives en algunos territorios, como en Estados Unidos (bajando 1.4% compuesto anualmente hasta 2016, y se espera que valga 43.8% menos en 2016 que en 2007), pero algunos fuertes crecimientos en países en donde la infraestructura digital está menos madura, como Argentina (11.9% de crecimiento compuesto anualmente para 2016), Indonesia (11.2%) e India (9.6%).

Francia superó al Reino Unido y Alemania en 2011 y se convirtió en el segundo mercado de suscripciones para televisión más grande del mundo después de Estados Unidos, impulsado por un aumento de 76% en casas con IPTV (Televisión por Protocolo de Internet). En el segmento que publica en televisión, el gasto en Rusia aumentó en 20.2% en 2011; para 2016 Rusia superará al Reino Unido, Alemania, Italia y Francia y se convertirá en el mayor mercado de publicidad en TV en Europa, Medio Oriente y África.

En el mercado mundial de películas de entretenimiento aumentarán los servicios que proveen lo último en streaming en 21% CAGR (tasa de crecimiento anual compuesto) a $11 mil millones en 2016, y superará el gasto a través de proveedores de suscripción de TV en 2012.

Marcel Fenez, líder global de Entretenimiento y Medios (E&M) de PwC, señaló: “Los diferentes segmentos del sector E&M están en distintas etapas de desarrollo digital, pero lo están aceptando para cumplir con las cambiantes exigencias de los consumidores efectiva y rentablemente. Las compañías de entretenimiento y medios han alcanzado lo que estamos llamando ‘el fin del principio digital’: se han comprometido con un futuro digital y ahora luchan para llevar a cabo los cambios necesarios en sus productos, distribución y organizaciones”.

Las compañías de entretenimiento y medios dan nueva forma y obtienen nuevos equipos para la vida en la nueva normalidad digital.

De acuerdo con Perspectiva, el reto ahora para las compañías E&M en un mundo en donde se establece lo digital como la norma – y en esos mercados donde la infraestructura está diseñada para soportar distribución y consumo digital – es enfocarse en planear y ejecutar sus estrategias digitales. La incertidumbre en los últimos años desencadenada por la migración digital está abriendo el camino para un enfoque más claro para identificar, escoger y ejecutar los modelos de negocios, estructuras organizacionales y habilidades para aprovechar las nuevas conductas del consumidor y lograr aumentar el valor futuro.

Al tanto de lo que ocurre con el consumidor

Compañías de E&M necesitan más que nunca entender los comportamientos y motivaciones de los consumidores para lograr atraerlos y sumergirlos en su ambiente conectado y de multi-pantalla. Se requieren herramientas de análisis de datos para minar la gran cantidad de datos de clientes, sin embargo, el desarrollo de estas herramientas podría estar alimentando los miedos de los consumidores sobre los riesgos a su privacidad. PwC piensa que para evitar esto requerirá de un cambio de mentalidad de la industria de “el cliente es mi propiedad”, hacia la posición en la que “el cliente está en control”.

Las compañías verán que darles a los clientes mayor control sobre la manera en que se utilizan sus datos personales puede regresarles mayores beneficios, alentándolos aofrecer más información, al igual que ofrecer un mayor valor para los anunciantes y más beneficios para los dueños de los medios. Los negocios deben apuntar hacia un modelo en el cual todas las partes – el medio, los anunciantes y el cliente – colaboren y se beneficien. A fin de cuentas, la única persona que es dueña del cliente y de sus datos es el cliente mismo.

Emergen nuevos roles en la cadena de valor de E&M

Las compañías de E&M deben identificar el rol o los roles que desempeñarán a medida que emergen nuevas estructuras en la cadena de valor digital, y trabajar y colaborar con otros proveedores con capacidades complementarias.

De acuerdo con Perspectiva, estos roles podrían incluir:

v Ser el destino online o auditorio físico que acoja esta experiencia del cliente (la sede).

v Agregar y filtrar los requisitos de contenido de los clientes (el curador de la comunidad).

v Proveer contenido exclusivo (“monopolizador de contenido”).

v Ser el “desarrollador del aparato”.

v Actuar como el compañero de contenido de confianza a través de los dispositivos (“el campeón de servicios digitales”).

v Ser un tercero especialista que apoya el experimento, innovación y ejecución (el “generador de ideas”).

Para agencias creativas y de medios, el auge de medios sin pagos o ganados refleja una nueva fusión innovadora de publicidad, contenido y análisis, y presenta una oportunidad para un gran cambio en sus roles y modelos de negocios. Avanzar la socialización es alimentar el concepto entre las agencias y publicitarias de una publicidad tipo “comprado, poseído y ganado”. Está emergiendo una cuarta categoría –publicidad “administrada” (el uso orquestado de medios sociales tales como blogs). Todo lo que las agencias hacen por sus clientes ahora tiene un componente digital, y las agencias están dirigiendo la atención de sus clientes hacia medidas orientadas a resultados, tales como alcance por medios ganados/no pagados e intenciones de compra.

Hay, entonces, oportunidades para que las agencias actúen como consultores de mercadeo digital y de marca, guiando a sus clientes con conocimientos de las oportunidades sobre agregar data, socialización y contenido, particularmente mientras la distinción histórica entre lo tradicional y lo digital desaparece.

Los beneficios de reorganizar de acuerdo con lo digital

A la fecha, muchos negocios E&M han desarrollado lo digital como un grupo operativo adyacente, con una infraestructura separada, soluciones y personal. Pero en “la nueva normalidad”, PwC cree que las compañías deben alejarse de este enfoque aislado, y en su lugar integrar sus operaciones digitales en la organización principal e impulsar mejoras en tres áreas clave: rentabilidad, al reducir costos operacionales a través de plataformas comunes y procesos de negocios integrados; flexibilidad, ganando mayor agilidad para crecer y flexionar el negocio; e innovación, a través de la integración, automatización y talento.

Para realizar estos beneficios, las compañías tendrán que atacar los retos que rodean los derechos, regalías y piratería, áreas en las que muchas compañías de E&M son frecuentemente agobiadas por los antiguos sistemas rígidos, complejos y hechos a la medida. Existen temas adicionales cuando se trata de guiar y clasificar el talento y cultura de la innovación, necesarios para hacer realidad la implementación digital, particularmente en lo que se refiere a cumplir con las peculiares necesidades de empleo y expectativas de la generación del milenio.

Añadió Fenez: “A medida que caen las paredes del aislamiento, los individuos en estas organizaciones deberán adaptarse a los nuevos indicadores de desempeño y comportamientos operacionales, o enfrentarse al riesgo de quedarse atrás a medida que la generación digital los sobrepasa”.

Llega el fin del ‘principio digital’

De cara al cambio total e incertidumbre, la industria de E&M se ha pasado estos últimos años buscando modelos operativos y de negocios efectivos para el nuevo mundo, a través de un constante ciclo de experimentación, innovación continua y análisis enfocado en los resultados. Esto continuará. Pero con lo digital ahora en el centro del negocio diario, PwC cree que la experimentación y ejecución ya no son secuenciales, sino que procederán en paralelo, permitiendo a las compañías E&M adentrarse a la “nueva normalidad” con confianza.

Dijo Fenez: “Hemos llegado al punto de que hablar específicamente de “digital” pierde el objetivo. A medida que lo digital se convierte en el nuevo estándar, su creciente penetración deja de ser un tema de discusión por sí mismo. Lo que importa ahora es cómo las compañías le sacan provecho y operan desde él”.