Vdio consigue hacer del streaming de películas algo “social”

El vídeo bajo demanda o más bien, para los día que corren, el streaming bajo demanda es algo que podemos leer de continuo. Noticias sobre como el negocio del vídeo se está empezando mover a lo grande, casi como la música lo hace con decenas de servicios de streaming por precios mensuales muy competitivos. La música y el vídeo han estado siempre muy ligados, sobre todo en el tema comercial porque sus dos grandes centros comerciales están situados en empresas, conglomerados que gestionan derechos.

Hace cinco o seis años estaríamos hablando de cómo las discográficas aún no se habían dado cuenta de que el negocio de la música había cambiado por completo: la revolución que empezó con Napster, capitalizó Apple con iTunes y está volviendo a revolucionar servicios como Spotify. Acceso directo a millones de canciones por nada o casi nada, provoca que podamos pagar por música sin sentirnos culpables de lo que nos han intentado decir siempre, que estábamos robando si no pagabas por ello.

¿Qué pasó con el vídeo? ¿Qué pasa con las series, las películas, los documentales o los cortos? ¿Cómo es posible que el mundo del vídeo bajo demanda tardase tanto en despegar?

Apoyo social para descubrir qué ver

Rdio es un servicio de música en streaming muy similar a Spotify pero quizá, menos conocido. Recientemente lanzó Vdio, que al contrario que su servicio de música, es de alquiler y compra, no funciona con una suscripción mensual.

Pero su gran particularidad reside en su poder social, que resuelve uno de los grandes problemas y preguntas de nuestra generación: ¿Qué película podemos ver hoy?

Todos los sistemas actuales para alquilar o comprar películas funcionan de la misma forma. Con una interfaz que te muestra el contenido disponible en una serie de categorías, de los más vistos, las novedades o incluso una selección de películas o series teniendo en cuenta lo que previamente habías visto. Hasta ahora, la relación de las películas que vistes con lo que puede que te guste basándose en su categoría, era lo más avanzado que encontramos.

Vdio se adentra más al poder social de “lo que ven tus amigos”, de la misma forma que lo hacen con la música en el que puedes ver en el momento que están escuchando tus contactos y así descubrir nuevos grupos, pues con el vídeo.

El poder de la recomendación social es el nuevo “boca a boca”, si entramos en una categoría de películas como podría ser dramas, Vdio nos dirá cuales han sido las películas que tus contactos han visto en dramas, que por lo general suele funcionar mejor que un sistema que simplemente recomienda vía novedades.

¿Hay espacio para una nueva tienda de vídeo?

La pregunta que nos debemos hacer es si para Vdio hay un espacio en este mercado, y por ahora la respuesta es difícil. Es una pregunta que deriva a otras preguntas: ¿Qué modelo de suscripción tiene? ¿Que límites hay? ¿Cual es el catálogo disponible? ¿En que países está disponible?

El principal problema del vídeo bajo demanda es que actualmente está gestionado por las distribuidoras de películas, que si las discográficas eran “las malas”, estas son las que “aún no han aprendido”. Poco a poco las distribuidoras se abren a este tipo de servicios, pero por lo que hemos podido saber de otros proyectos similares, las conversaciones y tratos para poder distribuir son tan injustos, que en muchas ocasiones la gran mayoría de las ganancias se iban directamente a las distribuidoras.

Vdio está disponible para EE.UU. y en Reino Unido. Esta limitación evidentemente la deja fuera de juego para el mercado mundial, pero fijándonos en Rdio y su expansión por diferentes países, no creo que tardemos en ver a Vdio en otros países.

¿Es posible competir con Netflix o iTunes?

Quien controla el vídeo bajo demanda es Apple con iTunes, de esto no hay discusión. Netflix controla también gran parte del mercado gracias a su gran catálogo y su integración con muchos de los reproductores que se venden en EE.UU., aunque no se expandieron por muchos países, podemos encontrar a Netflix en varios países como México, Chile o Argentina.

Pero aparte de la localización, el precio lo es todo. Vdio permite alquilar por $4.99 o comprar por $14.99 en el caso de películas. Algo más caro que en el caso de, por ejemplo, iTunes. Aun así existe Netflix para poder ver películas sin algún limite.

Habiendo tratado la localización y precio del alquiler o compra, ¿sigue siendo Vdio interesante? Seguimos teniendo contenido disponible que puedes encontrar en otros lados, pero la gran diferencia sigue siendo el aspecto social, que ni iTunes ni Netflix han logrado solucionar, pero que ambas tienen el poder de integrar.

vía Vdio consigue hacer del streaming de películas algo “

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s