El Supremo de Canadá limita el copyright por descargas de música

El Tribunal Supremo de Canadá asestó un golpe a los artistas y otorgó una victoria a las firmas de telecomunicaciones y videojuegos al eliminar algunas cuotas por actuación para la música descargada por Internet o utilizada en videojuegos, dentro de cinco veredictos sobre copyright emitidos.

El Supremo de Canadá limita el copyright por descargas de música

El tribunal también determinó que las reproducciones de muestra que ofrecen tiendas digitales en Internet como el iTunes, de Apple, para que el usuario escuche la canción antes de comprarla, no infringen la ley y no requieren el pago de regalías.

El organismo canadiense de gestión de derechos por actuación recaudaba hasta ahora tarifas por la música tanto descargada como reproducida en tiempo real a través de Internet (el llamado ‘streaming’) en nombre de los artistas. Con las nuevas normas, el grupo sólo cobrará cuotas por la música en ‘streaming’.

“El escenario general es que el Tribunal Supremo ha continuado favoreciendo los derechos de los usuarios en negocios de buena fe y han limitado los derechos del SOCAN -la sociedad de gestión de derechos- para recaudar tarifas separadas para la comunicación al público”, dijo Brian Gray, experto en ley de patentes en Norton Rose, en Toronto.

“Es una decepción en las escuchas de muestra y una decepción, aunque más compleja, en las descargas”, dijo Eric Baptiste, que dirige la Sociedad de Compositores, Autores y Editores de Música de Canadá, que recauda y distribuye las cuotas por derechos a los artistas.

La decisión sobre las escuchas de muestra contradice los argumentos de SOCAN, que dijo que los proveedores de esas piezas musicales de 30 segundos, como Apple o Rogers Communications entre otros, deberían pagar por esas reproducciones.

Si la decisión hubiera sido opuesta, empresas como Rogers y Apple habrían tenido que elegir entre cobrar a los usuarios por buscar en su catálogo en Internet antes de comprar, absorber ellas los costes o cortar las escuchas de muestra.

El tribunal señaló que la música reproducida en tiempo real desde una página -una práctica que gana popularidad con la aparición de radios online como Rdio y Slacker- constituye una actuación y por lo tanto debe seguir pagando la cuota.

Por el contrario, la descarga es un mecanismo de entrega, como un cartero, y no justifica un pago por actuación, señaló el tribunal.

Además, el tribunal falló en favor de los profesores que fotocopian extractos de los libros de textos para sus clases, un revés para las editoriales de material educativo, y dijo que no pueden cobrarse derechos de actuación por la música que se ha comprado para utilizar en películas, programas de televisión o videojuegos en Internet.

Las decisiones son “definitivamente buenas para los proveedores de servicios en Internet y malas para los compositores y propietarios de los derechos”, dijo David Dnahue, abogado de copyright en la firma Fross Zelnick & Zissu de Nueva York, que no participó en el caso.

BuscaBolos vía iblnews

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s